domingo, 28 de octubre de 2012

Farola rota.



Siempre inmoviles, a la espera que el sol se retire para cumplir con su cometido de alumbrar nuestros pasos por la ciudad. Las farolas siempre han sido, son y serán, objeto de la puntería de los gamberros.

...
Publicado también en mi blog, "De Fotos y Otros Asuntos".