miércoles, 27 de octubre de 2010

Viñedos da Ribeira Sacra


¡fruto de la vid, y del trabajo del hombre!