sábado, 13 de noviembre de 2010

Forever Autumn



Con la llegada del otoño el hayedo de Montejo se tiñe de colores dorados, ocres y marrones.

Caminar entre las hayas de este recondito lugar es contemplar los últimos vestigios de un bosque caducifolio en regresión.

El peculiar microclima de la ladera umbría donde se asienta, así como su orientación que recoge el aire humedo de las corrientes de aire que chocan contra la sierra, permiten la subsistencia de estos bellos árboles.

Fotografías tomadas con una cámara Nikon F80, película Fuji Provia 400 ASA forzada a 1600 y utilizando filtro difusor.

Presentación de diapositivas creada con Pinnacle Studio, música Forever Autumn, del músical The War of the Worlds de Jeff Wayne.

2 comentarios:

Paco dijo...

Hola Antonio,

Tuve la oportunidad hace unos años de ir allí y no lo hice. Ahora está imposible, aunque quieras reservar plaza. Una suerte que tengas este reportaje.

Un saludo

Antonio Herrera dijo...

Es una pena que sea tan difícil realizar la visita y que esta sea apenas de un corto paseo, pero es quizá la única manera de que el hayedo sobreviva a la presencia humana, aunque quizá no pueda con el cambio climático.