sábado, 6 de noviembre de 2010

Migración de otoño...

El frío y la falta de alimento tienen consecuencias: las aves del norte comienzan a migrar. El sur es la promesa de abrigo y sustento... la calidez del trópico las aguarda a la distancia como una esperanza para vivir un año más y regresar en la primavera al norte... cerrar el ciclo de nuevo, como cada año, como siempre.


Sin embargo, no todas regresarán... para muchas de ellas, el invierno del norte habrá sido demasiado crudo... y sus mermados corazones dejarán de latir en algún punto del viaje... después de todo, para las aves el invierno es insensible; es sólo viento y frío...





Cada año, las aves migratorias de Norteamérica migran hacia México, Centro y Suramérica para pasar el invierno. La migración comienza en otoño y cerca del 40% de las aves del continente se movilizan al sur, muchas de ellas por la planicie costera del Atlántico mexicano. Las condiciones orográficas generan un fenómeno conocido como Río de rapaces. Durante el otoño se registran cerca de 5,000,000 de aves rapaces en la zona costera de Veracruz en su camino hacia el sur...


...si tienes un corazón en las manos, date cuenta...
no lo dejes morir de frío.





Saludos al respetable y al no tanto.

2 comentarios:

Petra Mafalda dijo...

Adorei essas fotos, bela luz!!

CHC dijo...

Me encanta esta propuesta diferente y tan habitual en las aves en estas fechas.
Un saludo :-)