miércoles, 17 de febrero de 2010

Floreceres en la silla del Cid

Me proteges del frío, me causas admiración desde mi ventana, pero realmente lo que más me fascina, es subir y sentarme, para impregnarme de tus historias D. Rodrigo.
Sierra del Cid.

2 comentarios:

Logio dijo...

El código siempre blanco.

Pablo Vázquez Pérez dijo...

¡¡El cuento del patito feo en esta planta!!, genial. Todos los capullos son rojizos anaranjados salvo el de arriba. Gran contraste y a pesar de ser casi simétrica la composición, la descompones con el tono blanco. Bonita de verdad.