lunes, 30 de noviembre de 2009

Multitud otoñal

Como pequeños y numerosos faroles, estos frutos del bosque se tiñen de colores, para adornar nuestros bosques y deleitar nuestro paladar, con sus sabores.

Eh,Eh.... no echéis  tanto la mano, que os vais a emborrachar :) 


4 comentarios:

Josete dijo...

Que tonos más bonitos.
Y que curiosos frutos, jamás los había visto. Colocan?,jejeje.
Un saludo.

Bob Fisher dijo...

Hola Josete.

¿Por donde andas para no ver madroños en tu tierra?. Estos frutos así se llaman y en la maduración, adquieren ese color rojizo. Te diré también que es el único árbol en el que coinciden la flor y el fruto al mismo tiempo. Con esto quiere decir que, el proceso de maduración del madroño, dura exactamente un año.

Hombre, si los comes en una cantidad moderada, no pasa nada pero, si te hartas de ellos, te pueden emborrachar, ya que este fruto fermenta pero, tiene que ser mucha cantidad para sentir algo.

Un saludo.

Jose Antonio dijo...

Je, je, te aseguro que colocán, a mi me ha sucedido. Ir comiendo muchos mientras iba por una excursión por el bosque (porque son deliciosos si están en su punto exacto de maduración), no conocer el tema de que pueden producir ese efecto y acabar realmente mareado.

johnny dijo...

Colores espectaculares, rojo, verde y azul su convinación es muy efectista. Buena elección.