miércoles, 21 de julio de 2010

Black & Red

No es de la que me pueda sentir más satisfecho, pero sin lugar a dudas es la que más trabajo me costó conseguir. 15 minutos aguantando el pulso, con el ojo en el visor y el dedo sobre el "gatillo", para poder disparar... Pasaron cerca de 200 nazarenos por delante de la cámara, compactos, apelotonados, con prisas, sin dejar apenas una mínima separación entre ellos, y aguantando el mosqueo facial de la chica del pelo bicolor, mientras la pequeña se olvidó que por allí pasaba una cofradía.