domingo, 18 de julio de 2010

Correr tras la fantasía


No sé si es la foto que más trabajo me ha dado ni si es la más difícil de hacer. Sé que cuando enfocaba se percibía mucha intensidad a la orilla del estanque del Retiro. Sé que me quedé atontado haciendo fotos a los niños que corrían detrás de la fantasía. Sin posibilidades de éxito pero con convencimiento absoluto. Si un sueño se pone a nuestro alcance hay que tirarse a por él. Y los niños lo saben como nadie. Hay que morderlo para evitar que se desvanezca. Al final, sin darme cuenta, había pasado mucho tiempo y la cámara se había llenado de ilusiones desbocadas, del color de la ansiedad, de miradas de envidia y de alegría. Un momento único con toda la fuerza de un niño que está a punto de tocar el cielo con la punta de los dedos y el temor inevitable de una madre a que su hijo se haga mayor antes de tiempo. 

4 comentarios:

lodolite dijo...

bellissima foto! grande scatto pieno di poesia.
ciao simona

Dani Toril dijo...

En mi opinión, el momento captado justifica toda la foto: el niño justo a tiempo tocando la burbuja, los otros niños justo a tiempo mirando, la señora justo a tiempo pasando, casi parece encerrada en el jabón...

Hellag dijo...

qui está una foto espectacular :)

Pia N dijo...

looks like fun.