domingo, 4 de octubre de 2009

Cinco

A las cinco de la tarde.
Eran las cinco en punto de la tarde.
Un niño trajo la blanca sábana
a las cinco de la tarde.
Una espuerta de cal ya prevenida
a las cinco de la tarde.
Lo demás era muerte y sólo muerte
a las cinco de la tarde.
El viento se llevó los algodones
a las cinco de la tarde.
Y el óxido sembró cristal y níquel
a las cinco de la tarde.
Ya luchan la paloma y el leopardo
a las cinco de la tarde.
Y un muslo con un asta desolada
a las cinco de la tarde.
Comenzaron los sones del bordón
a las cinco de la tarde.
-Llanto por Ignacio Sánchez Mejías-
(Federico García Lorca)







* El aprediz de fotógrafo (Juan T.A.)

6 comentarios:

alterdom dijo...

Muy hermosa luz que enciende espadas de hierba

Logio dijo...

Me gusta la foto y la guarnición.

Jose dijo...

Me gusta, me gusta! La idea está muy bien y los colores han quedado muy logrados!

josé luis dijo...

Tras poder ver tu foto, tras días de espera me ha llamado mucho la atención tu especial interpretación de la Tauromaquia, de las cinco de la tarde, y de Lorca. Sorprendente.

Saludos.

kat dijo...

Una foto preciosa...

PhotoViajeros dijo...

Excelente contraluz con una luz suave que envuelve a las cinco protagonistas de la imágen.
Saludos!